Inauguran en México planta piloto para aprovechar residuos agroindustriales

Se espera identificar compuestos de plantas que tengan propiedades bioactivas, que puedan ser utilizados para el control de hongos, control de bacterias, ayudar en el tratamiento contra el cáncer, contra la diabetes, antiinflamatorios, etcétera.

La Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec), inauguró una Planta Piloto para la Obtención de Compuestos Bioactivos. Con este proyecto la institución busca fomentar la investigación, aprovechamiento de recursos del desierto y residuos agroindustriales de forma sustentable, además de fomentar la vinculación y desarrollo regional.

Esta iniciativa, desarrollada con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt ) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa ), recibió apoyo a partir del Fondo Sectorial Sagarpa – Conacyt.. El proyecto está autorizado con 14 millones 500 mil pesos mexicanos (aproximadamente US$ 760 mil).

José Antonio Lazcano Ponce, director adjunto de Desarrollo Tecnológico e Innovación del Conacyt, señalo que “para el Conacyt, es fundamental el trabajo asociado, generar sinergias entre grupos de trabajo, entre universidades y centros de investigación. No solo de las mismas instituciones sino instituciones del mismo estado, región o país. Hay una política muy importante de generar consorcios, grupos de trabajo que aprovechen la infraestructura física y humana que se tiene en cada una de las instalaciones, para que realmente se puedan hacer proyectos de mayor alcance”.

Identificar compuestos de plantas que tengan propiedades bioactivas

El proyecto contempla la obtención de fitoquímicos a partir de residuos, principalmente de cáscaras de la nuez, granada, sandía, melón, orujo de uva, pulpa de café y algunos cultivos poco aprovechados, como el sorgo, con alto contenido de taninos, entre otros, informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Se espera identificar compuestos de plantas que tengan propiedades bioactivas, que puedan ser utilizados para el control de hongos, control de bacterias, ayudar en el tratamiento contra el cáncer, contra la diabetes, antiinflamatorios, etcétera. Se trata de aprovechar aquellos compuestos que se desechan en los residuos, darles un valor agregado y que esto sirva para que los agricultores de la región inicien nuevos tipos de empresas basados en estos residuos”, puntualizó Raúl Rodríguez Herrera, del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y profesor investigador del DIA en la Facultad de Ciencias Químicas de la Uadec.

José Antonio Lazcano Ponce destacó igualmente, que estas sinergias entre instituciones dan oportunidad para que subproductos, prácticamente de desecho, puedan generar nuevas posibilidades para los productores.

“La formación de excelencia en recursos humanos es prioritaria; sin embargo, la parte de ciencia, desarrollo tecnológico e innovación complementa esta formación, y las capacidades que tiene actualmente la Universidad Autónoma de Coahuila creo que están entre las más importantes de las universidades del país (…) Queremos que los recursos q ue se tengan en el Conacyt verdaderamente vayan a donde se requiere y en proyectos de verdadero impacto”, consideró el directivo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someoneShare on RedditPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *