¿Cómo se elaboran las camas de compost para el ganado?

Este sistema de alojamiento para vacas lecheras ha sido diseñado con el fin de proporcionar bienestar que pasan la mayor parte del tiempo en establos construidos en concreto. Conozca en qué consiste y cómo se emplea.

También conocidas como ‘bedded-packs’ o ‘compost barns’, se trata de camas elaboradas con materiales orgánicos o inorgánicos ubicadas en espacios abiertos donde habitan las reses productoras de leche.
El médico veterinario Umberto Francesca escribió un artículo para el portal Engormix sobre las bondades del sistema, que están teniendo mayor auge entre los productores interesados en el bienestar animal y el rendimiento productivo.

Según escribió, las ‘bedded-packs’ son muy populares en Israel, y en EE.UU. se está extendiendo su uso en fincas de tamaño mediano y productores de bajos recursos. En Colombia, estas camas se pueden observar en las exhibiciones de eventos como Agroexpo.

De acuerdo con Francesca, las camas orgánicas utilizan materiales como virutas de madera, aserrín, cascarillas de arroz y papel molido. En el trópico americano, se pueden usar subproductos como la cascarilla de arroz o café, o el bagazo de la caña. En Colombia, estos materiales se emplean en el transporte de bovinos, aunque esto ya es prohibido por el ICA.

El experto agregó que el comportamiento de las reses mejora notablemente cuando están en este sistema, que se debe hacer en espacios abiertos para permitir la ventilación.

Debido a que ya no deben pisar el frío concreto, las afecciones podales se reducen y el dolor que producen desaparece en los animales. También exhiben mejor comportamiento sexual, permitiendo la detección de celos.

Esto se traduce en un mejor rendimiento, pues según el médico veterinario, se ha demostrado una mejor producción de leche en fincas al comparar hatos que están sobre cama suave y otros en cubículos.

Las vacas defecan y orinan en el mismo compost, que se debe remover 2 veces en el día para que se mantenga seco y aireado, proporcionando una superficie suave y blanda donde incluso pueden tumbarse. Las camas deben estar dentro de una estructura de tipo invernadero reforzado, que no requiera materiales costosos.

Otros beneficios incluyen una disminución en el recuento de células somáticas, facilidad en la manipulación del estiércol, incremento de la productividad y longevidad, reducción en problemas de parto, bajo costo de inversión, menor presencia de parásitos y aprovechamiento del estiércol.

Fuente:http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo