Manejo de la Neumonía enzoótica

En los inicios de un brote de neumonía enzoótica o cuando se reconoce un problema crónico dentro del hato, es importante la identificación de los agentes causantes y de los factores de manejo y medioambientales que inciden en el problema para implantar las medidas correctivas y preventivas.

El pasado viernes hablamos de la prevención de esta enfermedad (Ver Buenas prácticas para el control y prevención de la neumonía enzoótica), y hoy centraremos en ltema en el manejo que se le debe dar, de acuerdo con señala Kevin González, zootecnista.

Dice que ante la presentación aguda de la neumonía enzoótica, en todos los regímenes de tratamiento, la cría y el aislamiento de las becerras afectadas es un procedimiento de gran importancia.
Agrega que las vitaminas pueden ser administradas como terapia de soporte, y una multitud de tratamientos, desde antihistamínicos hasta expectorantes, han sido efectivos para aliviar la condición, señala González en zoovetesmipasion.com.
Generalmente, la principal línea de tratamiento son los antimicrobianos y los antinflamatorios, tanto esteroidales como no esteroidales. Los antibióticos se utilizan en todos los animales que están en contacto con los afectados.
Ocasionalmente las vacunas pueden ser utilizadas para animales que están en contacto; éstas han demostrado proveer de protección cuando el agente causal es identificado rápidamente. Aunque por un tiempo es inaceptable el uso de antibióticos y/o medicamentos esteroidales a manera profiláctica, es importante usar todos los medios efectivos para aliviar la condición durante un brote.

Manejo en los inicios de un brote.

Señala que en esta etapa es justificable el uso de antibióticos en animales asintomáticos pero en contacto con los enfermos para evitar otra propagación de la enfermedad si la separación, el aislamiento y el monitoreo cerrado son imposibles.
Sin embargo, la necesidad de antibióticos para animales en contacto puede reducirse, si existe un área de aislamiento y los animales afectados son removidos inmediatamente del resto del rebaño.

Muchos de los antibióticos usados en el tratamiento de la neumonía enzoótica particularmente los que brindan protección a los animales en contacto son fórmulas de larga duración con largos periodos de retiro, establecidos hasta por 60 días.

La utilización de fluoroquinolona enrofloxacina es muy conveniente para el tratamiento de la neumonía enzoótica en granjas orgánicas dado su corto periodo de retiro (14 días). Los periodos de retiro de un medicamento rara vez son considerados para la selección del tratamiento de los animales jóvenes.

Se debe evitar el uso de fluoroquinolonas en granjas orgánicas cuando existen antibióticos alternativos. Las fluoroquinolonas son antibióticos cuyo uso en animales de producción causa gran preocupación con respecto a la transferencia de resistencia antimicrobiana de animales a humanos.
La presentación aguda de la neumonía enzoótica normalmente no es tratada a menos que la becerra tenga tos severa. Los antibióticos, cuando se escogen cuidadosamente, son efectivos. Debería, sin embargo, notarse que la neumonía enzoótica en becerras es un problema de rebaño.
Cuando la condición se vuelve lo suficientemente grave para requerir tratamiento, es necesario identificar las causas de la condición. Se requiere mejorar el manejo y el medio ambiente o erradicar el o los agentes etiológicos con la ayuda de un amplio plan de control de enfermedades.
En cual quier caso se recomienda que consulte con su médico veterinario antes de aplicar cualquier medicamente o tomaar alguna medida.

Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo