Fungicidas Orgánicos y Caseros

Algo común cuando trabajamos con plantas son los ataques de hongos, sobre todo en climas húmedos. A continuación veremos una lista de fungicidas orgánicos caseros que puedes preparar para tus plantas:

Recetas de Fungicidas Orgánicos
Fungicida a base de bicarbonato de sodio
Mezclar 1 cucharada (de sopa) de bicarbonato de sodio y 1 cucharada de aceite vegetal en 3 litros de agua. Rocíe ligeramente el follaje de las plantas afectadas con manchas negras, oidio y otras enfermedades causadas por hongos. Evite el uso excesivo o verterlo sobre el suelo. Ek bicarbonato de potasio es un buen sustituto del bicarbonato de sodio. Melaza y aceite de limón pueden utilizarse en lugar del aceite vegetal.

Fungicida orgánico a base de Bicarbonato de Potasio
Usaremos la misma receta anterior reemplazando el bicarbonato de sodio por bicarbonato de potasio.

Fungicida de vinagre
Mezcle 3 cucharadas de vinagre de manzana natural en 3 litros de agua. Aplicar en las plantas afectadas por hongos. Agregar melaza puede ayudar a que sea mas efectivo.

Fungicida orgánico preparado con ajo

Prepararemos una infusión de ajo. Se mezclan 100 gramos de ajo fresco con 8 litros de agua y rociamos temprano por la mañana o al atardecer. Su acción se ve afectada por el sol y las temperaturas elevadas del medio-día. También podemos agregar ruda y tomillo para potenciar este preparado.

Fungicida a base de Piretro

La flor del piretro, es ampliamente utilizada en fungicidas comerciales para las plantas. Se puede plantar en el jardín, es muy similar en apariencia a la margarita común, secar las cabezas de las flores, y luego se muelen o remojan toda la noche en 1/8 taza de alcohol. Mezclar con un máximo de 10 litros de agua y colar a través de una gasa.

Fungicida orgánico a base de Cola de caballo
La cola de caballo (Equisetum arvense) se utiliza como fungicida (control de hongos) por su alto contenido en sílice y la presencia de una saponina tóxica para los hongos llamada Equisetonina, las cuales son eficaces para el control de diversos tipos de hongos que infectan a la planta como: la Roya (heridas en las hojas), Oidiosis (polvo blanco sobre las hojas), Mildiu (manchas blanquecinas debajo de las hojas), Phytophopthora sp (pudrición y marchitez de plantas), Septoria (manchas oscuras en hojas), Botrytis sp. (pudrición de brotes, flores y frutos), Alternaria (manchas oscuras en hojas), etc.
Su principal mecanismo de acción se basa en que favorece el engrosamiento de las paredes celulares, lo que impide la penetración de los hongos. Su uso se recomienda tanto como preventivo (evita que el hongo se instale en la planta), como curativo (Elimina al hongo ya instalado en la planta).
Preparación
Al recoger las plantas se procede picar las hojas con ayuda de una tijera en pedazos pequeños.
Después de tener las hojas listas se colocan dentro de un recipiente y se agrega el agua hasta que las cubra totalmente, se procede a enjuagar las hojas con esta agua. Después se tapa y se coloca en un lugar fresco por 12 horas aproximadamente para que empiece a brotar las sustancias benéficas al agua.
Al finalizar este periodo se procede a cocinar 10 minutos a fuego lento y después se deja reposar hasta que enfríe; al finalizar este periodo se precede a tamizar el líquido (separarlo del sólido), este líquido estará listo para ser aplicado a las plantas. Una característica de este preparado es su olor agradable y su color caramelo.
Aplicación
La dosis de aplicación varía, sin embargo la más usada es la de 1 / 3, es decir una taza de líquido de cola de caballo por cada 3 tazas de agua. Se debe aplicar con ayuda de un rociador para que las gotas finas queden adheridas a las hojas; si se desea una mayor adherencia se puede disolver un pequeño pedazo de jabón blanco de lavar ropa.
Para un mejor control de los hongos se debe aplicar este preparado en la parte superior e inferior de las hojas, debido a que gran parte de los hongos se encuentra en la parte inferior de las hojas porque rechazan la luz directa. Se debe aplicar de preferencia una vez por semana para evitar que sea atacado por el hongo como preventivo o cada dos días cuando el hongo ya está presente, como curativo.
De no utilizarse todo el preparado se puede almacenar en el refrigerador, en la parte baja, de esta forma puede durar de 1 a 2 meses sin perder sus propiedades curativas.

Funguicida orgánico casero para combatir hongos
Recomendaciones para evitar ataques por hongos
Recordemos que siempre es mejor prevenir que curar, es recomendable evitar mojar las hojas de las plantas al regarlas y si no es posible, hacerlo por la mañana, así se secan mas rápido.

Fuente: http://agroalimentando.com
Foto: Archivo