Cinco claves para llevar al éxito una empresa familiar agropecuaria

Se debe comenzar con el establecimiento de objetivos claros, tener disciplina y sobre todo ser congruentes entre lo que se dice y se hace sin descuidar la calidad de nuestros productos o servicios.

Es muy común que muchos negocios agropecuarios comiencen a crearse desde la familia. En estos negocios cada miembro es importante para llevar a cabo el proyecto que beneficiará a todo el núcleo familiar. No obstante, es bien sabido que manejar un negocio familiar resulta una tarea que requiere de un esfuerzo doble y sobre todo mucha dedicación.

En las diferentes industrias se ven claros ejemplos de negocios familiares que han alcanzado el éxito, tal es el caso de la costarricense “Carnes Don Fernando”, reconocida por su producción sostenible y el valor agregado de sus productos.

Si usted tiene una empresa de este tipo debe comenzar con el establecimiento de objetivos claros, tener disciplina y sobre todo ser congruentes entre lo que se dice y se hace sin descuidar la calidad de nuestros productos o servicios.

Además de esto, Maricruz Retana, Gerente General de Carnes Don Fernando, nos da 5 consejos para llevar a cabo un negocio familiar directo al éxito.

Lea: ¿Cuál es la clave de una buena carne?

Visión compartida: parte del éxito de un negocio familiar empieza por el establecimiento de objetivos claros y una visión compartida de lo que se quiere para la compañía. Cuando todos los miembros de la familia se identifican y están alineados con esto es más fácil transmitirlo a todos los estratos del negocio.
Trabajar con congruencia: otra de las claves para manejar un negocio familiar de manera exitosa es siendo congruentes entre lo que decimos, lo que hacemos y lo que ofrecemos. En Carnes Don Fernando, por ejemplo, nos hemos comprometido a trabajar en armonía con el medioambiente por eso, tenemos acciones enfocadas a proteger nuestros suelos, en el bienestar animal, en el cuido de nuestras fuentes de agua, en el reciclaje y seguimos trabajando e invirtiendo en acciones que respondan a ese objetivo de negocio.
Comprometidos con los valores familiares: como tercer punto es importante vivir y transmitir los valores familiares dentro de la compañía. Cuando todos se apasionan por los valores familiares y por el aporte de la familia a los negocios, es más fácil transmitirlo y por tanto mantenerlos, heredarlos y hacerlos crecer.
Balance: en una empresa familiar es vital hacer un balance entre mantener un negocio exitoso y a la vez, una familia exitosa, sólida y unida. Dejar de lado los temas del negocio y pasar tiempo de calidad en familia es vital.
Pasión por el negocio: en nuestra familia tenemos un dicho que siempre decía mi abuelo: “Si usted se enfoca en la producción, en la calidad y en el cliente, el éxito económico viene por añadidura”. Para nosotros la clave ha sido trabajar con pasión enfocándonos en esos tres pilares y gracias a esto, hoy somos la empresa líder de la industria cárnica del país.

Fuente: https://revistaproagro.com
Foto: Archivo