8 recomendaciones para Ganarse la confianza de los bovinos

Existen ocho aspectos que un ganadero puede realizar para que los bovinos se ganen su confianza. Comienza porque la conducta del productor sea siempre positiva para luego ofrecerle una recompensa para que responda a un estímulo.

En el finca hay que trabajar en ganarse la confianza de los bovinos. Es trascendental que ocurran hechos positivos porque el animal los recuerda y por lo tanto evitar los negativos.

En ese sentido existe ocho recomendaciones que usted, señor ganadero las puede poner en práctica:

1.Se debe reconocer que los bovinos tienen una alta capacidad de aprendizaje y buena memoria.

2.Conocer los procesos de aprendizaje que faciliten el manejo, aplicándose como rutina, día a día.

Se destacan los procesos de “habituación” y de “condicionamiento operante”. La habituación es el acostumbramiento de los animales a las rutinas de manejo y también a las personas involucradas en su manejo.
Así como las instalaciones donde se realizarán las diferentes prácticas, de forma que los animales pierdan el miedo por disminuir la frecuencia con que enfrentan situaciones nuevas.

En el proceso de condicionamiento puede ofrecerle recompensas a los animales después que presenten el comportamiento de interé, por ejemplo, el animal recibe un poco de ración o suplemento palatable y altamente atractivo para su gusto.

En una segunda oportunidad el animal pasará esperando encontrar la recompensa (o premio) después de que ejecuten el respectivo comportamiento (pasar por el área de manejo del corral).

Ocho pasos

Para que dicho manejo sea bien realizado, se deben considerar algunos aspectos:

1) utilizar siempre los conceptos del bienestar animal en la conducción, contención y demás manejos con los animales.
Golpes con palos, gritos, bastones eléctricos, son estímulos negativos que llevan al animal a tener miedo de las personas y alejarlo de los lugares de manejo.
Recuerde que son capaces de reconocer situaciones y hasta personas específicas, y reaccionarán de acuerdo con sus experiencias anteriores.

2) Aproveche al máximo el contacto de los vaqueros con los animales, un buen vaquero debe conocer los animales y los animales deben reconocerlo como alguien que les hace el bien.

3) Aproveche todas las oportunidades de manejo para estimular las relaciones positivas con los animales, siempre que sea posible ofrecer una recompensa a los animales después de la presentación de los comportamientos deseados.

4) Los alimentos son siempre buenas recompensas, no es necesario que tengan valor nutricional elevado, más si deben ser atractivos a los animales, ellos deben tener voluntad de ingerirlos.

5) Todos los animales deben tener acceso a la recompensa, evite situaciones que causen competencias entre ellos.

6) En situaciones de manejo de mucha aversión, como, por ejemplo la castración, no tiene sentido ofrecer recompensas; se debe trabajar para ganar la confianza de los animales después de su recuperación física.

7) El tiempo para el acondicionamiento de los animales es variable, y de especial atención en los animales más reactivos.

8) Lo mismo para grandes hatos, los procesos de habituación y acondicionamiento pueden ser realizados correctamente. Trabaje un lote a la vez y no pierda la oportunidad de aplicar estos procesos en la rutina normal de trabajo.

Fuente:http://www.contextoganadero.com

Foto: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *