Desarrollan tomates genéticamente modificados con mayor nivel de vitaminas y antioxidantes

La Facultad de Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Hong Kong (HKU), en colaboración con el Institut de Biologie Moléculaire des Plantes (CNRS, Estrasburgo, Francia), ha identificado una nueva estrategia para mejorar simultáneamente los niveles de vitamina E (incrementándolo 6 veces) y duplicar el contenido de betacaroteno (o provitamina A) y licopeno en los tomates, aumentando significativamente las propiedades antioxidantes.
El grupo de investigación manipuló la ruta de isoprenoides de la planta a través de la utilización de una variante de 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A sintasa (HMGS). La sobreexpresión de HMGS en los tomates aumentó no solo los fitoesteroles, el escualeno, la provitamina A y el licopeno, sino también la vitamina E (α-tocoferol) en un 494%.

Tabla 1.- Incrementos en provitamina A, licopeno, vitamina E (α-tocoferol), escualeno y fitoesteroles en frutos de tomate modificados en comparación con el tomate control.

El ADN de la enzima HMGS utilizado en estos experimentos se obtuvo a partir de un cultivo alimentario, Brassica juncea (mostaza india), que produce hojas comestibles, tallos y semillas, esta última utilizada en la producción de aceite vegetal. Anteriormente, este grupo de investigación informó que la variante recombinante de HMGS S359A (en la que el residuo de aminoácido “serina” en la posición 359 se cambió a “alanina”) exhibe una actividad enzimática 10 veces mayor. La introducción de S359A en la planta modelo Arabidopsis aumentó el contenido de fitosterol.
Ahora, el grupo de investigación ha introducido el S359A en tomates, una planta de cultivo. Aunque no hubo diferencias en el aspecto y tamaño de las frutas de tomates transformados, los carotenoides totales incluyendo provitamina A y licopeno aumentaron drásticamente en 169% y 111%, respectivamente, como se observó por un color más profundo de extractos de carotenoides en tomates S359A sobre el control (no modificado). Además, estos extractos de carotenoides exhibieron un 89,5-96,5% más de actividad antioxidante que el control. Además de los carotenoides, los tomates transformados mostraron elevaciones de vitamina E (α-tocoferol, 494%), escualeno (210%) y fitoesteroles (94%). Estas observaciones se atribuyeron a la expresión aumentada de genes en la vía isoprenoide.

No hubo diferencias en la apariencia y el tamaño de los frutos de tomate transformados.

El profesor Chye Mee-len, quien dirigió esta investigación, dijo: “El aumento de los componentes promotores de la salud en los cultivos es un área de investigación importante que se alinea con las aspiraciones del Dr. Wilson y la Sra. Amelia Wong sobre el uso de la biotecnología vegetal para un futuro sostenible. Los componentes saludables en los cultivos alimentarios proporcionarían un valor agregado a las frutas y verduras en la dieta humana, así como también enriquecerían los alimentos para el ganado y la acuicultura”. El Dr. Wang Mingfu agregó: “Los extractos con fitoesteroles enriquecidos, vitamina E y carotenoides se pueden utilizar en la producción de crema antienvejecimiento y loción para el cuidado del sol. Estos compuestos muestran una excelente actividad antiinflamatoria y antioxidante”.

Fuente: http://www.agroalimentando.com
Foto: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *