Primera manzana con genética 100% chilena estaría lista en 2021

El Consorcio Tecnológico de la Fruta, a través de su Programa de Mejoramiento Genético (PMG) de Manzano, se ha dado la tarea de desarrollar una variedad de manzana 100 % chilena, de tal forma que responda de manera más adecuada a las características de suelo, clima, manejo, y poscosecha que requiere esta fruta para llegar con la calidad deseada a los diferentes mercados de destino.
Las manzanas son una de las especies más exportadas por Chile. Sólo la temporada pasada 2016-2017, Chile envió 696.115 toneladas de manzanas frescas, a los diferentes mercados de destino; convirtiéndose en la segunda especie más exportada por nuestro país, ratificando a la vez nuestra tradición como productor de manzanas.
En este marco, el Consorcio Tecnológico de la Fruta, a través de su Programa de Mejoramiento Genético (PMG) de Manzano, se ha dado la tarea de desarrollar una variedad de manzana 100 % chilena, de tal forma que responda de manera más adecuada a las características de suelo, clima, manejo, y poscosecha que requiere esta fruta para llegar con la calidad deseada a los diferentes mercados de destino. Este PMG es desarrollado conjuntamente con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), siendo su director el Dr. Pablo Grau, investigador del INIA Quilamapu, y experto en manzanos.
“Actualmente todo el material genético que Chile tiene en manzanas obedece a material extranjero, es por ello que a nivel país, como gran productor de manzanas, y a nivel también de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile, surge la interrogante: ¿Cómo es posible que Chile, siendo el primer exportador de manzanas del Hemisferio Sur, y el tercero a nivel mundial, no posea una variedad nacional, una variedad propia de manzanas?, y es por ello que un grupo de empresas exportadoras de manzanas socias de ASOEX, y dicha Asociación se unen y conforman el Consorcio Tecnológico de la Fruta, y se proponen desarrollar la primera variedad de manzana chilena”, comentó Pablo Grau.
El investigador agregó que la idea de generar una variedad nacional de manzanas también surge como una necesidad de la industria, ya que, muchas de estas variedades están protegidas, y además, no siempre responden, de la manera que podría hacerlo una manzana chilena, a la realidad de producción local. “Desarrollar una nueva variedad no es fácil, y tampoco barato. Desde que se hacen los primeros cruzamientos hasta obtener la primera variedad, pueden pasar en promedio de 20 a 25 años, lo cual, involucra un gran costo, por lo mismo, al desarrollar una nueva variedad no solamente se debe contemplar lograr la fruta, sino que también que ésta cumpla con lo que quiere el mercado en cuanto a forma, y color, que sea atractiva, que los mercados la quieran comprar. Llegar a tener el 1% del consumo de una nueva variedad en el mundo no es tarea fácil, pues supone, además de una gran inversión y tiempo en investigación, competir con variedades que predominan en el mercado. Por ejemplo, la variedad Granny Smith, la manzana verde que todos conocemos, fue desarrollada en Australia en el año 1860”, comentó el profesional.

Pero ¿Qué se busca en la variedad chilena?
Al respecto, el investigador señaló: “Primero tener una variedad adaptada a las condiciones de clima, suelo y muy buena capacidad viajera. Chile es un país neto exportador, por lo mismo, la fruta que se desarrolle debe conservar su condición por un largo tiempo para llegar en muy buena condición a destino, lo cual no siempre cumplen las variedades extranjeras, pues muchas veces la poscosecha que deben tener es corta, pues no fue creada para un país como Chile, que requiere fruta que pueda viajar largos trayectos”.
Además, Grau destacó que otro de los atributos que junto a la industria exportadora buscan en la “manzana chilena” es su resistencia a Venturia.” Estamos buscando la resistencia a Venturia, un hongo que daña la fruta, sobre todo a medida que avanzamos más al sur en la producción y hace necesaria la aplicación de fungicidas, que en una temporada con muchas lluvias puede llegar a 18 ó 20 aplicaciones; por lo tanto, nuestras manzanas al poseer esta característica permitirían al productor ahorrar en cuanto a aplicaciones, y a la vez, llevar a cabo una producción más sustentable”, destacó el profesional.
“Esperamos dar a conocer la primera variedad de manzanas chilenas el año 2021, ocasión que sin duda será todo un hito dentro de la historia de la fruticultura chilena”, puntualizó el profesional.

El PMG de Manzano
El PMG de Manzano del Consorcio Tecnológico de la Fruta fue iniciado en 2009, y en la actualidad está evaluando cinco selecciones promisorias de convertirse en variedad, en toda el área de producción de manzanos del país, desde la Región del Libertador Bernardo O’Higgins hasta la Araucanía.
El Programa cuenta con aportes de CORFO, y es ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC).
Asimismo, se destaca que en la última temporada 2016/2017, luego de más de 800 diferentes selecciones de manzanos evaluados, se destacaron 32 selecciones, las cuales están siendo propagadas para ser incorporadas en los ensayos de evaluación en las principales regiones productoras del país. Mientras que en la temporada 2018/2019, se nominarán nuevas selecciones candidatas, de las cuales, finalmente será postulada, la primera variedad comercial de manzanas de Chile.

Fuente: http://agroalimentando.com
Foto:Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *