Mata Atlántica – Bromélias epífitas

Las epífitas son fotosintéticas y poseen raíces aéreas (sobre el nivel del suelo, en contacto con el aire) y obtienen la humedad del aire o de la lluvia que se escurre sobre sus raíces. Muchas orquídeas y aráceas epífitas poseen un tipo de raíz especializada llamada velamen. También pueden poseer otras estructuras especializadas, como escamas, o las hojas en roseta de las bromelias, que recogen y mantienen el agua de lluvia.

La ventaja más evidente respecto a las hierbas terrestres es que reciben más luz en los umbríos ecosistemas boscosos y se mantienen lejos de los herbívoros terrestres. Algunas luego de germinar como epífitas echan raíces dirigidas hacia el suelo hasta que enraizan en él, son llamadas hemiepífitas.

Ejemplo de hemiepífitas

Las epífitas más conocidas incluyen musgos, líquenes, orquídeas, helechos, bromelias (como Tillandsia) y aráceas, aunque se pueden encontrar en todos los grupos principales del reino vegetal. Son más diversas en las selvas húmedas tropicales y bosques templados lluviosos, pero tanto líquenes como musgos se encuentran en cualquier entorno con árboles.

Epífita. CLAVEL DEL AIRE Tillandsia spp. (Bromeliaceae)

Los tricomas escamosos peltados tienen como función absorber agua.

Ante la falta de agua, las células del pie se contraen y la escama se separa de la epidermis. Cuando llueve el agua penetra en el espacio que se formó entre la escama y la epidermis y las células del pie absorben agua hasta que se dilatan tanto que la escama baja y al apoyarse en la epidermis, cierra la entrada de agua.

 

Pelo visto en planta, mostrando las células centrales con pared engrosada (4, 8, 16) en cada círculo y las células radiadas de la escama.

“Agarrapalo” Ficus luchsnathiana (Miq.) Miq. (Moraceae) Epífita estranguladora.

Nace en el tallo o entre las hojas, crece, va envolviendo al tallo del árbol o palmera (como en este caso), emite raíces que alcanzan la tierra y con los años estrangula la palmera y la reemplaza.

 

El velamen radical de las orquídeas epífitas y terrestres

“flor de patito” Oncidium sp., especie epífita

 

Simbiosis (ambas partes se benefician) bacteria Rhizobium sp. con raíces de leguminosas

Estas bacterias son específicas de cada especie y en el cultivo, se agregan a las semillas para incrementar el número de bacterias fijadoras de nitrógeno. Su estudio es objeto de Microbiología Vegetal.

En las raíces se observan nódulos. Si al cortarlos presentan color rosado son fijadores de nitrógeno activos, si resultan incoloros, las bacterias no están fijando nitrógeno atmosférico.

 

Imagen de nódulos en la raíz de “trébol de carretilla” Medicago polymorpha L. (Fabaceae)

Micorrizas (MICO: HONGO; RIZAS: RAÍZ)

• Es una simbiosis entre hongos y raíces de las plantas. Un ejemplo: la planta a veces, crece en suelos donde no puede absorber o asimilar el fósforo. El hongo le entrega el fósforo de manera asimilable, mientras que recibe de la planta la humedad necesaria para su crecimiento.

• Un árbol, por ejemplo de los Bosques Subantárticos, si crece sin sus micorrizas presentará un crecimiento reducido frente a otro que posee sus micorrizas.

• El estudio de las micorrizas es toda una ciencia. Hoy se sabe que existen en muchas plantas de diferentes familias y portes, no solamente en árboles. Esto es objeto del estudio en Fisiología Vegetal y Microbiología Vegetal.

• Clasificación: micorrizas ectotróficas y endotróficas.


El hongo posee el cuerpo vegetativo (micelio) formado por hifas y formas de reproducción como las esporas, por ej.: clamidosporas. Las micorrizas se desarrollan solamente en la corteza de la raíz, no atraviesan la endodermis. Las m. ectotróficas, desarrollan por fuera de la raíz y en la corteza entre las células. Las m. endotróficas, desarrollan adentro de la corteza y adentro de las células.

Micorrizas ectotróficas

Las hifas del hongo forman una capa densa que rodea la raíz de la planta, penetran entre las células de la corteza y forman la red de Hartig. Entre las especies que forman esta simbiosis, se encuentran los Nothofagus spp. (lenga, cohiue, etc.) de los bosques subantárticos. Los hongos Basidiomicetes son los que forman esta simbiosis ectotrófica.

Micorrizas endotróficas vesículo-arbusculares

Se estima que la mayoría de las plantas poseen este tipo de simbiosis. Los hongos generalmente son Ficomicetes. El hongo se adhiere a la rizodermis por un apresorio. Las hifas crecen intercelularmente, penetran en la célula y forman un arbúsculo. La célula se ve modificada, pero el arbúsculo es digerido y la célula vuelve al estado inicial. Luego se producen las vesículas (contienen material lipídico), afuera aparecen las clamidosporas y a veces, esporocarpos. Las hifas que se extienden al exterior son las que absorben los nutrientes.

Plantas parasitarias

Plantas parásitas: viven de otras plantas (hospedantes) Las plantas parásitas absolutas, son aquellas que no pueden vivir por si solas.

Tallos con haustorios

Los tallos son amarillentos, no poseen clorofila. No pueden realizar fotosíntesis. Los haustorios (como si fueran jeringas) se extienden y penetran en el floema de la planta parasitada (hospedante) y absorben la savia elaborada.

 

Plantas hemiparásitas

A diferencia de las parásitas absolutas, las hemiparásitas poseen clorofila y pueden realizar fotosíntesis, parasitan penetrando en la planta hospedante hasta el xilema para absorber la savia bruta que necesitan para realizar la fotosíntesis.

 

Fuente: http://agroalimentando.com

Foto: archivo