GANADERÍA FAVORECE ALMACENAMIENTO DE CARBONO

GANADERÍA FAVORECE ALMACENAMIENTO DE CARBONO

almacenar carbono, biomasa aérea, necromasa aérea, biomasa subterránea, necromasa subterránea, carbono en el suelo, ecosistemas boscosos, CONtexto Ganadero
Sistema silvopastoril en el trópico alto. Finca Cien Años de Soledad, municipio de Rionegro, Antioquia. Foto: Carlos Pineda, archivo CIPAV.
Se debe buscar el desarrollo de sistemas de producción limpia de biomasa que reduzca el consumo de insumos contaminantes e incremente la protección del suelo y la conservación del agua, la flora y la fauna.
La ganadería favorece el almacenamiento de carbono y promueve la inclusión del componente arbóreo en los sistemas ganaderos.
Así lo constataron los investigadores de CIPAV Juan Naranjo y César Cuartas -Carta Fedegan 111- al explicar los seis compatimentos en donde se almacena el dióxido de carbono y con los cuales beneficia el medio ambiente.
Según ellos, los sitios son los siguientes: en la biomasa aérea, y en la necromasa aérea, así como también en la biomasa subterránea, y en la necromasa subterránea.
De igual manera se almacena en el carbono en el suelo y en los ecosistemas boscosos, esto es, en los productos forestales cuando existen actividades de aprovechamiento (Del Valle, et. al., 2003).
Para los investigadores de CIPAV, la importancia en términos de potencialidades de almacenamiento de carbono de los distintos ecosistemas terrestres, estará representada por el área que ocupen y el volumen de biomasa presente en ellos.
“Además, las pasturas predominantes en estos sistemas alcanzan su máxima producción con altos niveles de intensidad lumínica y poseen mayor capacidad para incorporar el CO2 en su biomasa”, argumentaron.
Según CIPAV cuando esta biomasa la consumen los animales, gran parte de ella (30%-70%) regresa al suelo como heces y orina; otra fracción del material vegetal muere y se incorpora directamente al suelo.
De acuerdo con Batjes y Sombroek 1997, cualquier cambio en el uso de la tierra de las pasturas tropicales que incremente su producción primaria neta (PPN), el almacenamiento de carbono en el suelo puede, debido al área, ser lo suficientemente relevante para tener importancia significativa a nivel global.
Sistemas de producción limpia
CIPAV concluye así que la investigación tecnológica debe buscar el desarrollo de sistemas de producción limpia de biomasa que reduzcan el consumo de insumos costosos (concentrados, fertilizantes) o contaminantes (plaguicidas) y que incrementen la protección del suelo y la conservación del agua, la flora y la fauna.
“La promoción y conservación de coberturas vegetales tanto en los potreros, relictos de bosque y cauces de agua en las fincas, promueve una acumulación y almacenamiento efectivo de los gases efecto invernadero -GEI en forma de madera, necromasa, hojarasca y en los suelos”, puntualizaron.
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *