Agrotendencia Tv
SEÑAL EN VIVO
PLAY
STOP

 

Para preparar el purín de cola de caballo, se debe recolectar las plantas a finales de verano, cuando la planta comienza a ponerse amarillenta. Es entonces cuando la planta tiene el más alto contenido de sílice.

El preparado debe hacerse con un litro de agua y medio kilo de cola de caballo fresca o bien 250 gr. de cola de caballo seca. Ésta se hierve a fuego lento durante media hora. Una vez frío, se vuelca en el recipiente para macerar y se agregan 5 litros más de agua.

Se puede utilizar tanto macerado como en fermentación:

Macerado: Se pulveriza sobre las plantas para prevenir o combatir el ataque de hongos e insectos.

Fermentación: Puede utilizarse para regar las plantas recién trasplantadas y los almácigos para prevenir los hongos, en dilución 1/20 maduro: en dilución 1/20 se riegan los tablones luego de la siembra o el trasplante, distanciado una semana de la aplicación del purín de ortiga.

 

Su principal propiedad es la de prevenir a las plantas del ataque de hongos e insectos.

En cuanto a su uso, conviene tener precauciones al pulverizar con objetos de cristal (reloj, gafas), pues podrían mancharse.

 La cola de caballo sirve para prevenir la mayor parte de plagas de hongos, gracias a la concentración en ácido silícico que posee. Esta planta, de grandes propiedades medicinales, nos ayudará a combatir algunas plagas como la araña roja o el pulgón.

Antes de sembrar se puede pulverizar el terreno con la decocción de cola de caballo (se puede añadir purín de ortiga).

La cola de caballo además mejorará la calidad del compost.

 

Paso a paso

Instrucciones:
 
1. Adquiere un kilo de cola de caballo, con esta cantidad será suficiente para 10 litros de agua. Si deseas hacer más ten en cuenta esta medida para calcular los kilos de cola de caballo que necesitarás para crear tu insecticida.
 
2. Debes dejar que la cola de caballo se ablande. Para ello, debes colocar los 10 litros de agua dentro de un envase y añadirle la cola de caballo, deja que repose en el agua durante unas 24 horas, aproximadamente.
 
3. Pasado el tiempo requerido, hierve el agua con la cola de caballo. La solución debe hacerse durante unos 20 minutos, aproximadamente, a fuego lento. Con este paso conseguirás que la cola de caballo desprenda sus propiedades.
 
 
4. A continuación, después de hervir la solución, cuélela y deposita el líquido en un frasco o bote para tener tu insecticida de cola de caballo.
 
5. Cuando hayas conseguido el líquido producto de hervir la cola de caballo con el agua, diluye una proporción de la mezcla con cuatro partes de agua. Esto variará en función de los litros que desees fabricar de insecticida.
 
6. Después coloca la mezcla dentro de un pulverizador y listo. Ya podrás utilizar la solución como insecticida y aplicarla a las hojas y tallos de tus plantas. Con este insecticida ecológico, no solo las protegerás de plagas, sino también conseguirás reforzarlas.
 
 
 
---
Fuente: http://agroalimentando.com
Foto: archivo
 
SEÑAL EN VIVO
PLAY
STOP
Consulting Group

Noticias Recientes