Agrotendencia Tv
SEÑAL EN VIVO
PLAY
STOP

Las sequías extremas o las fuertes inundaciones afectan directamente al ganado y a los forrajes. Para combatir estos problemas, los productores pueden echar mano del ensilaje.

Los eventos climáticos severos ocasionan desnutrición en el ganado y decrecimiento en la producción lechera, afectando la economía de los productores, por ello, se puede echar mano del ensilaje. Beatriz Molina, de la Agencia de Extensión Agropecuaria Pacayas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Costa Rica, explica cómo hacerlo.

Se trata de un proceso de conservación del forraje, basado en una fermentación láctica del pasto que produce ácido láctico y una disminución del pH por debajo de 5. Permite retener las cualidades nutritivas del pasto original mucho mejor que el henificado.

El primer insumo que se necesita es aprovechar los momentos de pasto extra, antes de que su contextura esté muy sazón y no sea apto para ensilar. Asimismo se requiere de una picadora, tres cucharadas de levadura corriente, 200 ml de melaza y una bolsa para ensilar o dos sacos y una bolsa plástica tamaño jardín si se hace bajo el mecanismo de bolsa plástica.

¿Cómo hacerlo?

Si ensila en saco, primero forre la bolsa plástica tamaño jardín colocando un saco dentro de ella y otro por fuera para protegerla. Luego comience a colocar el pasto en la bolsa compactándolo capa por capa. Después le puede adicionar la levadura y la melaza y continuar con la otra capa de pasto.

El secreto es compactar bien, pues la fermentación trabaja mejor sin aire. Cuando la bolsa esté casi llena, en caso de estar usando el sistema de bolsa de jardín, cierre primero el saco interior, luego la bolsa plástica y por último el saco de afuera.

Si utiliza el sistema de bolsa de silo, ciérrela bien y ponga plástico en el extremo para que no entre el agua. Espere alrededor de uno o dos meses de acuerdo con la ubicación de su finca para iniciar su uso.

Recuerde que la vaca tiene que acostumbrarse al sabor, por lo tanto inicie con poco alimento y vaya aumentándolo conforme pasa el tiempo. El aroma del silo debe ser a vinagre y fermento, si nota olor a podrido o coloraciones negruzcas en los forrajes evite darlo al ganado.

Si el pasto que va a suministrar a su ganado es Kikuyo o RayGrass no necesita cortarlo, solamente acomódelo bien dentro de la bolsa y compacte, procurando sacar todo el aire posible.

 

---

Fuente: revistaproagro.com

Foto: archivo

SEÑAL EN VIVO
PLAY
STOP
Consulting Group

Noticias Recientes